Comparte

Las historias, base de la sociedad

"Había una vez", "colorín colorado, este cuento se ha acabado" "y vivieron felices para siempre", son algunas de las frases que primer escuchamos como niños. Como seres sociales, las historias son una necesidad humana. Forman la estructura de nuestra lógica, pensamiento y comportamiento. Son parte fundamental de la cultura.

 

El escritor Jag Bhalla, indaga acerca del papel de la historia y su importancia. Declara que tal como sucede con el instinto del lenguaje, las historias emergen de manera innata en los niños alrededor del mundo. Poco importan las culturas, ya que todas se sirven de esta herramienta para explicar el mundo y educar en las emociones.

Existe una fórmula universal detrás de una historia, la cual consiste de personajes, predicamentos e intentos de rescate. Este patrón se encarga de transmitir las reglas sociales y las normas de conducta. Describe aquello que debe ser aprobado o rechazado. Sirven de experimentos emocionales, ya que suscitan sentimientos sin la necesidad de una experiencia directa.

Los pioneros en el campo de la psicología evolutiva, Leda Cosmides y John Tooby, comprobaron que la prueba de selección Wason (una de las más famosas para estudiar el razonamiento deductivo), únicamente podía ser resuelta por el 10% de los participantes cuando se presentaba como un problema de lógica. Sin embargo, cuando se presentaba como una historia, el mismo problema podía ser resuelta por 70% a 90% de los partícipes.

Debido a que los humanos somos seres ultra-sociales, naturalmente somos atentos a los personajes y sus historias. Nos hemos adaptado a interactuar fisiológicamente con las historias, siendo éstas la manera clave en la que la cultura configura la naturaleza humana.

Share

Eventos

publicidad