Comparte

La alimentación y los lazos afectivos

alimeLos niños en su proceso de crecimiento y desarrollo, necesitan un acompañamiento inteligente y afectuoso que les aporte lo necesario para su existencia en el momento en que lo necesitan y en la cantidad y calidad adecuadas.

Una de las necesidades primarias está constituida por la alimentación, que brindada con afecto y asertividad se constituye en un pilar fundamental de la crianza y favorece el desarrollo de las potencialidades del niño. Además de su innegable valor nutricional con el aporte de los elementos necesarios para un adecuado crecimiento y desarrollo, la alimentación juega un papel socializador fundamental, donde el establecimiento de reglas y normas que la familia promueve de acuerdo con su tradición cultural, tales como los horarios y los rituales además de la formación de hábitos alimentarios saludables que se constituirán en elementos claves para un adultez y vejez sanas, que permitan el pleno ejercicio del proceso vital humano.


Es importante recordar que en el proceso de la crianza, la alimentación con mucha frecuencia se convierte en un factor de tensión familiar donde los lazos afectivos que deberían allí fortalecerse se transforma en mecanismos autoritarios o permisivos, ambos indeseables dentro del contexto de una crianza humanizada. Cuando por temor a que el niño se desnutra es obligado a comer mediante el chantaje, la amenaza o la súplica, se trastornan los mecanismos fisiológicos del hambre y lo que es más grave, se deterioran el amor y el respeto debidos que hacen parte del vínculo afectivo, involucrando mecanismos de temor que obligan a la brava a comportamientos que le niegan al niño la posibilidad de ser y crecer en un ambiente favorable.


En otras ocasiones, dentro del mismo contexto de las dificultades con la alimentación, el niño se convierte en un tirano de su entorno y aprende a manipular a los adultos significativos con la comida, aceptándola cuando quiere gratificarlos y rechazándola cuando desea molestarlos. Es frente a situaciones como éstas, cuando aparece el nefasto recurso del castigo físico, que convierte el momento de la alimentación en un campo de batalla con una distorsión completa de lo que sería deseable como oportunidad de reunión y de intercambio afectivo intrafamiliar

Share

Eventos

publicidad