Comparte

LA MARAVILLOSA CASITA DEL RIO DRINA

Durante los últimos 45 años, esta minúscula casa ha permanecido firme en contra de los vientos de Serbia, el agua, las guerras y el clima que la rodean. En equilibrio sobre una roca en el medio del río Drina, la estructura se encuentra cerca de la ciudad de Bajina Bašta, Serbia, y se ha convertido en un atractivo para los turistas.

 

Su origen hay que buscarlo en 1958, cuando un grupo de jóvenes nadadores decidió que les hacía falta un lugar para descansar. Encontraron esa gran roca en mitad del río... y bien. Pero luego desearon algo más cómodo, y empezaron a apilar juntas para poder tumbarse cómodamente en el lugar.

Después les surgió la necesidad de protegerse del sol... y al final acabaron ideando el proyecto de construir una pequeña casita con una habitación.

Las pequeñas partes de la casa fueron transportadas en botes y kayaks, y las piezas más grande fueron arrastradas gracias a la propia corriente del río, dejándolas caer.

Sorprendentemente, la casa ha resistido el paso del tiempo, los embates de la naturaleza, lluvia, viento, temporales y múltiples inundaciones

Share

Eventos

publicidad